Como gestionamos el atentado de Paris en las sesiones de Biodanza

-“No me puedo quedar callada” Fue lo primero que pensé cuando vi lo de Paris

“Un facilitador de Biodanza no se puede quedar callado con lo que sucede en el mundo” Fue lo segundo…

Y luego vinieron pensamientos como… “¿Y qué podría hacer? ¿Que podría hacer en mis clases, con mis alumnos para recuperar esa energía pérdida global en el mundo?

¡¡Y así surgió todo!!!

Me plantee que la Biodanza es un sistema de trasformación, las personas llegan de una forma y se van de otra, hay una integración que nos trasforma en cada clase, quiero que cada persona se cuestione su existencia y lo que siente y lo que piensa, para que duerman mucho mejor.

Y pensé que ese 13N la violencia nos quito un paquete energético a todos y nos desequilibro de esa energía común y cada persona lo sintió de una forma. Y cada persona que viniera a clase tendría que transformarse y mirar su capacidad de empoderarse.

Lo primero que tienes que hacer es conocer y ser consciente de lo que te sucede, con tus emociones. Por ello en la primera parte de la clase que es la que llamamos intimidad verbal y cada uno verbaliza su momento, lance tres preguntas:

 

Una palabra que definiera la emoción que se sintió al conocer el suceso…Palabras como: Inseguridad, dolor, abatimiento, tristeza, rabia, sorpresa, impaciencia, ansiedad, manipulación, angustia, asombro…llenaron el circulo de los grupos que propuse esta idea
Otra palabra que definiera lo que necesita para equilibrase ante esa emoción. Las palabras fueron: confianza, ilusión, amor, comunicación, seguridad, verdad, paz, alegría, aceptación, compresión, tranquilidad, protección y aceptación
Una parte del cuerpo que han sentido con dolor al conocer, hablar, ver imágenes del atentado: el 90% dijeron CORAZON, el resto estomago, piel, ojos, oídos, boca…

Cada grupo dijo distintas emociones, pero todas en fondo necesitaban retomar el poder personal que se nos había quitado, trabajar la fuerza que te da tu identidad completa sin resquebrajarse, danzas que nos reconcilien con la especie humana, despertar algo que estaba adormecido o que no te habías parado a ponerle nombre, te da una sensación de bienestar y un mayor nivel de integración en ti mismo y eso te restablece tu poder.

 

Y en realidad a todos nos había afectado en el CORAZON, hay que aceptar a las personas desde el corazón y todo lo que sucede.

 

Y tenemos que dar mucha amorosidad a nuestro corazón. Valorizar nuestra vida, darnos cuenta que estamos inmersos en un campo de energía cósmica y esta conexión favorece a todos los niveles, por eso esa clase toco y sano el corazón de muchas personas, porque hubo una consciencia del equilibrio para sanar y darme cuenta que yo puedo polarizarme así.

Y esto se danzo…lo que cada grupo de los que hice esta vivencia necesito…y  supe que no me quedaba callada ante lo que pasaba en el mundo…por que en cada una de esas clases hubo pasión, intensidad, afectividad, compromiso…y sobre todo mucha vida

Por que el objetivo de Biodanza es dar más vida a la vida.