post

¿Cómo miran los niños la vida?

Allí esta ella mirando esa maravillosa foto de Chema Madoz, y  me admiro como escruta la imagen, se queda allí un rato se va adelante y atrás…(Y yo pienso ¿Qué sentirá? ¿Qué pasara por su cabeza? ¿Qué mecanismos de admiración están en ella ahora burbujeando?) y ella al final dice…

-¡¡Que chula esta foto, aunque no tiene árbol y es un columpio aburrido!!!.

-¿Columpio aburrido? Siempre pensé que eran divertidos por el mero hecho de balancearse… ¡¡Touche!! ¡¡Siempre los niños sienten por donde menos imaginas!! ¡Siempre algo que descubrir con ellos!!

Ayer fui con mi sobrina a la piscina y su pregunta fue:

¿Por que los mayores nos decís una cosa y luego otra? ¿Por ej, mis padres siempre me dicen que no hable con desconocidos pero luego…si hay niños me dicen que juegue con ellos…pero a ellos no los conozco ósea son desconocidos?

Toma ya…su creencia sobre mentir empieza a afianzarse… esta permitido mentir pero…de un modo que no entienden

Escarbando mas en todo esto, le seguí preguntando…¿Qué era lo que menos le gustaba de su papa?

-¡¡Pues que cuando le digo que venga a jugar conmigo…me dice que esta haciendo algo importante!!…¡y voy a ver que es eso importante y esta mirando el móvil…y no veo nada importante, noticas o anuncios que el ve!.

Me pregunto…para los niños entonces el móvil va a ser algo importantísimo, por que ya lo es para su padre, y el le va a imitar, su creencia va a quedar tan arraigada que sus recuerdos de infancia serán ver a su padre  en el sillón navegando.

Yo a mi padre lo recuerdo siempre o viajando los fines de semana a ver a mis abuelos o a que “Nos diera el aire” alguna parte, y entre semana lo recuerdo, o en el sofá viendo las noticias, leyendo el Heraldo, o viendo el futbol…y a mi eso de las noticias me parecía que entenderlas era de persona muy sabia…y eso hizo que la creencia que tenia de él me enorgullecía.

Cuando hago Biodanza para Familias hago un ejercicio que es que los niños se comporten con los gestos que ven a los padres y luego los padres haciendo lo que hacen sus hijos. Sorprendentemente los niños el gesto que hacen siempre de sus padres es tener el móvil en las manos…me apena en una generación hemos pasado de viajar con los papis a sentarse los papis.

Me apena que ellos harán lo que han aprendido viendo, y apelo a mirar a los niños sin móvil, a apagar la tv al comer, y a dejar los móviles a la entrada de la casa, a crear días sin móviles,  y espacios de hablar…

El paraíso es para mi hoy, ese ir a una fantástica exposición  fotografíca de Chema Madoz, y observar a mi sobri…sentir que hay mucho en los niños por vivir y descubrir y es nuestra obligación la de hacerle sentir que la vida es sentir, vivir, tocar, oler, saltar, colorear. ¡¡Y todo depende de cada uno!!.

 

post

El gol que no llego

Erase una vez un Gol que no llego. Y el padre del gol era un balón.

Un balón hecho para hacer disfrutar a la gente, para que al verlo la gente lo siguiera con la mirada y a través de él sintiera emoción, satisfacción, sintiera que una parte de el estaba en ese balón.

Ese balón tenia en su interior otra misión mucho mas grande y era unir a todos aquellos que les gustaba el deporte en una pertenencia del lugar donde era el equipo. Esa pertenencia daba fuerza a cada persona que seguía al equipo, se sentían bien por que pertenecían a una ciudad y esa ciudad para ellos era su orgullo, ese dominio era su emblema, su fuerza, solidez, firmeza, se hacían amigos, se fomentaba la amistad, la solidez, los lazos.

Era un ritual ir los fines de semana a ver a su equipo, sentir la energía, la garra, el brío de los jugadores de futbol con el balón.

Y ese Balón la tarde del 9 de Junio tenia una misión importante para una ciudad que se llama Zaragoza, y era marcar goles de su equipo para pasar a Primera división. La ciudad estaba emocionada, el estadio estaba completo, muchas almas estaban tan emocionadas, tan ilusionadas con ese sueño, un sueño que les hacia sentir importantes, como ciudad, como personas, la fuerza de la PERTENENCIA DEL GRUPO.

Pero a veces los sueños, sueños son y eso sucedió, el balón no llego al gol que se necesitaba, y la ciudad lloro, el cielo empezó a ennegrecerse, la lluvia comenzó a arreciar, y con ella muchos corazones lloraban.

Salí a pasear en ese momento y sentí esa tristeza en el ambiente, el olor a perdida de la ilusión de todos, Yo no soy futbolera, pero creo que yo también he perdido como ciudadana de la ciudad que vivo, y me siento triste por mi pertenencia con todos los habitantes de esta ciudad que amo y estoy orgullosa de vivir.

Yo también hoy estoy triste por ese gol que no llego.