Los Días navideños van sucediéndose…sin darnos cuenta
y ¡¡de repente!! llegan ya los Reyes Magos.
Como un aviso por si no te había dado tiempo
de plantearte que quieres para este nuevo 2019,
viene esta noche que seguro esta cargada de recuerdos nostálgicos,
y además te hace preguntarte que regalo quieres para ti este 2019.

El propósito es el motivador más poderoso del mundo.
El verdadero secreto de la Pasión es el Propósito.
Pero hay veces que nos cuesta pensar esa intención para nosotros.

Y te propongo para encontrar ese objetivo que tomes tiempo
y escribas una carta a los Reyes Magos, es decir, una carta a ti mismo.
¡¡Date ese regalo!! ¡¡Tal como lo lees!! Una carta a ti mismo-Rey en versión madura y consciente…que tenga argucia.

¡Coge una hoja en blanco!…y ¡recupera la Magia de aquella noche de tu vida!
donde escribir lo que querías a los Reyes era lo máximo en esos momentos para ti.
¡¡Toma esa emoción, vívela y recuérdala y déjala impresa en ti!!
Y a partir de aquí, te voy a contar, como escribo yo mi carta a los Reyes,
la escritura es una herramienta maravillosa de Autoayuda y mejora…
supone entrar dentro de ti., estar muy en presencia y muy conectado.

¿Me acompañas mientras te cuento como escribo mi carta?
Primero-
Cerrar y decir Adiós al Año que finaliza, observar lo logrado, avanzado y cambiado.
¿Sabes? Yo cuando finalizo el año siempre tengo la sensación de que ha pasado el año y parece que no he avanzado nada, que no ha sucedido nada.
Entonces me detengo a pensar, me paro y escribo y así me escucho,
y me vienen esos detalles que se han sucedido a lo largo del año.

Pensar desde la perspectiva de todo un año
y observar todos mis esfuerzos me hace agradecer…

y la verdad son tantos los esfuerzos que hacemos en el día a día…
Cuando lo miro así, me doy cuenta de lo injusta que soy a veces conmigo misma…  y veo lo que he avanzado, cambiado, evolucionado por mi misma.

Segundo– Abrir el Nuevo año- Y allí escribimos la carta a los Reyes.
Te animo a que hagas Doce deseos, o empieza con una pre-lista, pon todos los que se te ocurran y seguramente te darás cuenta de que muchos de ellos van a lo mismo…y podrás ir desechando.
Cuando tengas esos 12 deseos, reescríbelos con estas condiciones:

  1. Los deseos dependen de mí. Ej.: Si quiero que mi abuela sea más alegre, y realmente ese es mi deseo puedo formularlo como…Llevar a mi abuela al cine una vez a la semana, eso depende de mi y seguramente alegrara a mi abuela, si ella está disponible
  2. Que se pueda realizar este año. Ej.: Si yo quiero escribir un libro, así no concreta en acciones, puedes decir escribir de lunes a viernes de 8 a 10h de la mañana. O tener el primer trimestre los cinco primeros capítulos de 35 hojas cada uno

Esto es algo concreto que voy a ir viendo avances y me va a ir posicionando

  1. Los deseos tienen que realizarse en positivo-Ej.: Si pido no discutir tanto con mi pareja, podemos concretarlo afirmando esto: tres días a la semana nos iremos a tomar un café solos.
  2. Concretar, concretar y Concretar, hay que ser preciso y no vago, en la vaguedad nos perdemos, Definir.

La lista de estos 12 deseos hay que formularlos de la forma adecuada para saber que estos salen de mi interior, esto es lo que yo soy y deseo desde mi interior, no pongo la energía fuera….
Cuando acabes esa carta, ponle el nombre de ese Rey que desde pequeña tanto te gustaba., haz una copia, cierra la carta y la envías al buzón del Universo…esto te va a escuchar…¡¡Seguro!!

RSS
Email
Facebook
Facebook
INSTAGRAM