Tomaba café esta mañana, mientras leía el Periódico, y paso un chico de unos treinta y cinco años, con una rosa, y no era la rosa, ¡era su cara, la que me llamo la atención!, llena de emoción , fantaseando que sucedería cuando esa rosa fueran a su destinataria, por que..¡de eso estoy segura! era una mujer, la dueña de la rosa…

Cuanta emoción en ese acto, comprarle una flor..a tu amor.

Pensar que sentirá, rodear tus pensamientos de belleza para que ella los reciba aun mas amorosamente…

Y me puse a pensar. Y mi pensar se fue lejos…pensé  en todos los que me habían amado, y en todos los que yo he amado…y los dibuje en mi mente…y así los sentí. Eran como pájaros  alrededor de mi, unos cerca, otros lejos…pero siempre allí.

A ninguno de mis amores los pude ya separar de mi, se quedaron a vivir en mi piel, a veces los recuerdo y vienen a mi, quizás una palabra de alguien, o un aroma que me recuerda aquello vivido. Otros los quise olvidar y no pude, otros los quiero recordar y ya no están…pero todos son pájaros que vuelan al rededor de mi.

Hoy desde aquí …este 14 de febrero…abro mi mano para darles la libertad de vuelo…pero se que aquí cerquita se quedaran…por que tampoco quieren separarse mucho de mi…por que yo también soy parte de ellos..

RSS
Email
Facebook
Facebook
INSTAGRAM